Eres de mi amanecer
esa fuerza que impulsa
que logra contagiarme
de positivos pensamientos.

Mi niña de dulces Te Quieros
de sensible mirada
noble corazón.
Pícara y muchas veces
traviesa,
tu auténtica ternura
me roba el corazón.

Mi pequeña princesa,
la de mis cuentos infinitos.
Primavera y sol brillante,
sueño y anhelo cumplido.

Hoy me has despertado
con un besito encantador.
Me has llenado el alma
con tu maravilloso amor.

Mi pequeña princesa,
eres un reflejo vivo
de lo que yo soy.
Gotita de amor que ha crecido libre,
y que va dejando estelas
de sonrisas y color.

Que tus manitas tan
tiernas nunca me falten,
Que tus ojitos nunca
dejen de brillar.
Que ese corazón de oro
jamás pierda su valor,
que siempre manifieste
gozo desde su interior.

Me deleito en tu amor
mi tierna muchachita,
me deleito en tu sentir
y tu bella ilusión.
Regálame sonrisas
cada mañana,
que despierte siempre
la primavera en tu mirar.

© Esperanza E. Vargas

Para: Esmeralda

Anuncios