Escucha el cantar del viento bajo tus alas, siente como te lleva y simplemente vuelas.
Viento… Caricia natural de la vida, que te abraza y complemeta tus sueños.

¿Quién ha de cortar tus alas?
¿Quién te robará el aliento?
El valor y la voluntad.
¡Vuela! Simplemente ¡Vuela!
Y cuéntale al mundo lo sencillo que resulta.

Abraza la vida desde arriba, abraza tus sueños y haz palpitar tu corazón.
Y respira el oxígeno que alimenta tus pulmones de motivos de real valor.

© Esperanza E. Vargas

Anuncios