Hay un pequeño bebé en mi corazón, Dulcemente tierno y me conmueve.

Se ha quedado dormido leyendo una historia.
La que jamás morirá dentro de su memoria.

plácido, se ha dormido, abrazando los libros que leyó.

Letras que forman sueños, un poema que se escribe con letras de oro…

Letras de Amor.

Su carita me inspira cantarle una canción de cuna. Para que dentro de sus sueños se arrulle en los brazos enormes de la luna.

Para que sienta paz e irradie cuando despierte con el brillo de sus ojos.

Nobleza y humildad, valores que no quiero pierda jamás.

¡Shhhhht! ¡No Hagan Ruido!
Que se puede despertar.

©Esperanza E. Vargas

Anuncios