¡Qué bonita la luna cuando sonríe!
Luminosa desprende inspiración.
Hasta parece mirarme, cuando la noche llega.
Y sus ojitos narran cuentos de amor.

Sally mira al cielo por las noches, y el manto azulado le pinta su vestido.
Las estrellitas bailan en su mirada, dulce mirada de ternura y de su corazón nace un suspiro.

Sally, le canta un verso a la luna, y su canción vuela al infinito.
Música nace desde un arbusto donde con su melodía le acompaña un Grillo.

La noche renace en hilos de plata, nítidos rayos de luna que con la música danzan.
Entre olas de cariño donde la niña mece. Esa bondad que el universo le ofrece.

Sally se queda dormida y se arrulla en su humilde cuna.
Sally, felíz se ha dormido en los brazos de la luna.

© Esperanza E. Vargas

Felíz noche… Guarida Peques les desea.

Anuncios