Hoy la seño vino al colegio vestida de Gioconda. Nino le explicaba al abuelo que siempre le gustaba saber con todo detalle cómo había sido su día en el colegio.
— La seño hoy nos habló de Da Vinci, un pintor antiguo, nos dijo que sus pinturas son muy importantes, y que tardaba años en terminarlas.
La verdad no me imaginaba que mi seño tuviese tanto parecido con esa señora. del cuadro, aunque a mí me gusta mucho más mi seño vestida de forma normal.

Entonces el abuelo que sabe y entiende de todo,  le enseñó una pintura de la Santa Cena.
— Te contaré una historia le dijo, es algo que le contó mi bisabuelo a mi abuelo, y a él se lo había contado el suyo.  Así fue Leonardo Da Vinci,  tardó en pintar el cuadro la Santa Cena décadas, era muy exigente para elegir los modelos de sus pinturas,  quería ver en ellos el semblante idéntico o los personajes.
No encontraba el modelo que pudiese representar a Jesús, que tuviese la belleza innata varonil, con la pureza y los sentimientos nobles de Jesús, por fin lo encontró en un joven y fue la primera figura que pintó.  Luego fue pintando uno a así los once apóstoles pero a Judas Iscariote, no encontraba a quien. Debía ser una persona de edad madura que mostrara en su rostro la huella de la maldad, la traición, el mal en sí. Por lo tanto el cuadro quedó años sin terminar, hasta que según contó el abuelo su antepasado  era el alcalde quien le dijo  a Leonardo Da Vinci, que habían apresado a un terrible criminal y dio permiso para que le hiciera de modelo. Durante todo el tiempo el reo no mostró emoción alguna. Pero al final Da Vinci satisfecho del resultado lo llamó para que viese su obra.
Entonces fue que el reo quien  le dijo emocionado.
— Maestro ¿Es que no me conoce?
Tras observarle detenidamente Da Vinci dijo:
— No, nunca antes le había visto.
— Maestro yo soy aquél joven que hace veinte años escogió usted para representar a Jesús, en este mismo cuadro.

Querido Nino, a veces juzgamos a las personas por las apariencias del momento sin tener en cuenta su historia.

© Araceli García Martín

Anuncios